Microcemento en cocinas

La cocina es una de las partes de la casa que más desgaste sufre con el paso de los años. Pasamos mucho tiempo en ella y es necesario un revestimiento libre de bacterias y que sea práctico. Aplicar microcemento en la cocina es la solución ideal para tener un espacio limpio, sin juntas y con acabados modernos.

Este revestimiento decorativo continuo transforma la cocina en un entorno lleno de inspiración en el que se unen el diseño, la estética y los acabados elegantes. La sensación de luminosidad y amplitud se convierte en el mejor aliciente para disfrutar de una estancia en la que se viven muchos momentos para el recuerdo.

Las estancias de la casa tienden hacia la versatilidad y los espacios abiertos. La cocina no es una excepción y el microcemento es el mejor aliado para potenciar esta parte del hogar sin elementos superfluos.

Ventajas del microcemento en cocinas

El microcemento en cocinas aporta una serie de beneficios que dan sentido a la aplicación de este revestimiento en una estancia tan expuesta al desgaste.

Microcemento en el baño en medio de una decoración con tonos oscuros en las paredes

Microcemento en cocinas: una apuesta segura

El microcemento en cocinas es una apuesta por un material que ha seducido a interioristas y arquitectos. La variedad de acabados y la facilidad para trabajar con este material lo hacen ideal para personalizar la cocina según las necesidades de cada proyecto.

¿Y a nivel estético qué aporta el microcemento alisado en esta parte de la casa?. Como revestimiento decorativo aporta superficies continuas que transmiten sofisticación y armonía.

El microcemento es ideal para combinarlo con otros materiales y la cocina es el espacio idóneo para lograr un diseño flexible y personalizado.

Reviste, decora, renueva y transforma la cocina huyendo de estridencias en formas y colores. Es un producto sobrio para crear ambientes elegantes, impecables con una ejecución artesanal.

Microcemento en el baño en medio de una decoración con tonos oscuros en las paredes

Microcemento en cocinas: zonas de aplicación

La variedad de acabados que ofrece el microcemento multiplica las posibilidades de decoración en la cocina. Las paredes, los suelos y las encimeras son espacios perfectos para dotar a esta parte de la casa de un estilo personal y único.

El revestimiento de microcemento en la pared de la cocina es la mejor forma de crear un ambiente acogedor, tranquilo y sofisticado. La resistencia al desgaste y los acabados de alto valor decorativo son la combinación perfecta para un espacio que necesita respirar un tono de distinción y practicidad.

El suelo de la cocina es importante que ofrezca resistencia a la humedad y a los impactos de los objetos. La necesidad de unir funcionalidad y estética lleva a apostar por las superficies continuas sin juntas que atrapan la luz y logran tonalidades agradables a la vista.

El microcemento en las cocinas se usa como pavimento y revestimiento de paredes, pero en las encimeras se aprovecha al máximo las características técnicas del material debido a su extraordinaria funcionalidad. Su elevada resistencia a las manchas de café, vino, vinagre, zumo de limón o cualquier producto de uso diario.

Mantenimiento del microcemento en cocinas

MyRevest se caracteriza por ofrecer la máxima calidad en todos sus productos y la durabilidad del microcemento en las cocinas es una característica fundamental, que se potencia cuando el revestimiento se mantiene y se limpia de forma adecuada.

Las principales características del microcemento son su resistencia, durabilidad y belleza. El correcto mantenimiento del revestimiento permite prolongar estas propiedades. Te mostramos cómo conservar adecuadamente un revestimiento de microcemento en la cocina.

Recomendaciones:

  • Limpiadores detergentes biodegradables: El uso de limpiadores diseñados específicamente para embellecer y cuidar el microcemento son la mejor solución, especialmente en una estancia tan expuesta a las manchas y las altas temperaturas.
  • Lejía o disolventes: no es recomendable usar este tipo de productos ya que pueden dañar el barnizado de la superficie y dejar manchas permanentes. Si se daña la capa protectora, el revestimiento no estará protegido del agua.
  • Aunque el microcemento es capaz de soportar temperaturas altas, no se aconseja exponer el revestimiento a un contacto continuado con el calor
  • Evitar cortar directamente sobre la superficie de microcemento

Químicos:

  • Desengransantes / Productos quita grasas de ph alcalino>12: este tipo de productos no se pueden usar para el mantenimiento de una superficie de microcemento, ya que pueden afectar al brillo del revestimiento.
  • Acetona: no se aconseja el empleo de este producto para el mantenimiento de las encimeras
  • Disolventes universales: estos productos están totalmente desaconsejados
  • En general se desaconseja el uso de limpiadores abrasivos, ya que el barniz se deteriora y puede afectar al microcemento
Microcemento en el baño en medio de una decoración con tonos oscuros en las paredes